La falsa independencia

 

 

Artista: Rosa Dengra

¿Existen las cosas independientes?

La escuela Huya-yen  del budismo Mahayana  elaboró la profunda doctrina del “reino de la realidad” (Dharmadhatu).

 

Esta escuela declara que cuando a través de la ilusión vemos que las cosas independientes existen,

alcanzamos un nivel de experiencia en el que cada cosa,

 dado que en si misma es irreal,

contiene todas las demás cosas, o está penetrada por las mismas,

experiencia denominada “interpenetración mutua”. 

Así se compara el universo con una red de resplandecientes brillantes,

en el que cada uno contiene el reflejo de todos los demás

y su propio reflejo existe a su vez en todos los demás:

“uno en todos , todos en  uno”  o 

  “unidad en la diversidad, diversidad en la unidad”

Este reino de interpenetración mutua se denomina reino de la realidad (Dharmadhatu) , campo o sistema universal.

 

 

 

“En el infinito Dharmadhatu,
todas y cada una de las cosas incluyen simultáneamente el todo  (las demás cosas) perfectamente completo,
sin la más mínima deficiencia ni omisión ,
en todo momento.
Por consiguiente ,,
ver un objeto equivale a ver todos los objetos y viceversa.
Esto significa que una partícula individual y minúscula en el diminuto cosmos de un átomo
contiene en realidad los infinitos objetos
y principios de infinitos  universos futuros y de los del pasado remoto,
perfectamente completos y sin omisión alguna “

 

Ken  Wilber,  afirma que  la ciencia occidental en su conjunto avanza a pasos agigantados hacia una visión Darmadhatu del cosmos.

 Tenemos afirmaciones tales cómo la del  biofísico Ludwig von Bertalanffy ,

en las que podemos vislumbrar ésta visión Darmadhatu:

 

“Cabe afirmar que , como característica de la ciencia moderna,
el esquema de unidades aislables
que actúan con causalidad unidireccional
ha mostrado su insuficiencia .
De ahí la aparición , en todos los campos de la ciencia ,
de conceptos tales como totalidad , holismo , organísmico, Gestalt, etc.,
todos los cuales significan, a fin de cuentas,
que debemos pensar en términos de sitemas de elementos en mutua interacción”.

 

Sabemos que todos  los opuestos son diferentes pero inseparables, por ejemplo:

La figura y el ambiente son diferentes , pero inseparables,

al igual que el sujeto y el objeto,

el suceso y el observador,

lo bueno y lo malo;

 

Esto expresa  unidad en la diversidad y diversidad en la unidad.

 

¿Soy independiente de mi hermano?

No, rotundamente no. Mi hermano está en mi y yo en mi hermano,

al igual que los infinitos universos están en los dos.

Es en éste reconocimiento, dónde radica la experiencia de unidad que nos saca de todo juicio.

 

Podemos preguntarnos el por qué no nos reconocemos en el otro, sea humano ,animal o cosa;

seguramente, nos daremos cuenta de que no lo hacemos por estar experimentando  la dualidad , es decir ,

la experiencia de la separación entre “yo”  sujeto (ego) y, el universo o vida exterior a “mi”.

Hoy sabemos ,y lo sabemos porque la Ciencia y la Experiencia lo han demostrado,

que ese “yo” que siento ser , no Es separado de todo lo demás.

y sí Es unido a todo lo demás.

 

Ocurre que lo que conozco cómo aparente ser individual,

 asociado directamente a unas  creencias y experiencias que siento tener,

 no podría darse sin mi hermano,

el cual es elemento indispensable para que yo tenga esas creencias y experiencias,

que dan lugar a “mi vida”.

 Quiero indicar ,que tanto en la unidad de la  realidad, cómo en la ilusión de la dualidad,

mi hermano y yo somos inseparables.

Somos “la experiencia” de un drama o comedia en la dualidad: victima , victimario/ amante , amado (asociado a juicio y definición)

y somos la realidad, no dual , no dos: sin separación : pura unidad, puro amor, ( no existe juicio ni definición)

 

 

Unas líneas del Curso de Milagros que vienen a decir lo mismo:

 

¡Cuán sagrado es el más diminuto grano de arena, cuando se reconoce que forma parte de la imagen total del Hijo de Dios!

Un Curso de Milagros (T.28.IV.9.4)

Te doy las gracias, Padre, sabiendo que Tú vendrás a salvar cada diminuta brecha que hay entre los fragmentos separados de Tu santo Hijo. Tu santidad, absoluta y perfecta, mora en cada uno de ellos. Y están unidos porque lo que mora en uno solo de ellos, mora en todos ellos. ¡Cuán sagrado es el más diminuto grano de arena, cuando se reconoce que forma parte de la imagen total del Hijo de Dios! Las formas que los diferentes fragmentos parecen adoptar no significan nada, pues el todo reside en cada uno de ellos. Y cada aspecto del Hijo de Dios es exactamente igual a todos los demás.

Un Curso de Milagros  (T.28.IV.9)

 

Un hermano es todos los hermanos. Y en cada mente se encuentran todas las mentes, pues todas las mentes son una. Ésta es la verdad.

Un Curso de Milagros (L.161.4.1-3)

*

*

**

Una respuesta to “La falsa independencia”

  1. YouJazzPlace Says:

    Gracias😋

    Me gusta


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: