Los tiempos grandes

.

.

.

.

.

LOS TIEMPOS GRANDES

.

.

.

Ni siquiera sabes hasta donde sabes,

como yo, como tantos otros,

pero también te golpea el Amor

como a mí, como a tantos otros,

con la insistencia de lo urgente,

con la contundencia de lo necesario,

con la ubicuidad de lo eterno.

 

Porque ya se huele en el aire,

se oye en el silencio,

se palpa en la caricia,

porque ya se ve en la mirada,

se paladea en el beso,

se intuye en lo profundo,

¡Que son los tiempos grandes!

 

Tiempos de almas insurgentes,

y de brazos extendidos, tiempos

de palabra verdadera en boca que ríe,

pero que no silencia.

 

Tiempos de irrenunciable ser,

de esencias precipitándose

en brazos de verdades emergentes

que llegan, desde lo eterno, para quedarse.

 

Tiempos de cimentar el Amor

con la arena de nuestra sombra liberada,

la cal del corazón que se abrió, floreciendo,

y el agua que bendita surge

del generoso exprimir de la vida.

 

Son éstos los Tiempos Grandes,

de grandes humildades sin mercados,

de entregas grandes y de grande ejemplo,

de seres grandes en sacrificio y alma,

de grande Luz.

.

Poema dedicado a Koldo Aldai . Por Domingo Díaz

.

.

.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: