La Visión

.

.

..

.

.

Los Ojos del Espíritu

.

.

.

.

.

 Una tarde llena de suspiros de viento, Quetzalcóatl se había reunido con algunos de sus hermanos y hermanas, y les decía:

En verdad les digo que en la oscuridad de la noche me levanto y, dejando mi vestido, camino con el pensamiento y vuelo con sus alas mas allá de las estrellas.

Y ustedes cada noche también lo hacen, mas su falta de Fe lo borra, como el viento borra del árbol las hojas secas en otoño.

*

Vendrán días en que el hombre sea limpio como los niños y entonces se abrirán sus ojos y la Naturaleza le descubrirá sus secretos.

Porque ¿qué ven con estos ojos que tienen sino la muerte y el pasado de las cosas?

¿Acaso las cosas del espíritu no se escapan y son como el vacío ante ellos, como pompas de nada?

*

 Y uno se levantó y dijo: Quetza, Tú nos hablas de otros ojos que no son éstos y que ven aquello que no ven éstos.

Dinos, cómo sabremos de aquéllos, y cómo los abriremos?

Y El le miró tiernamente y con voz dulce, como una tarde de Primavera le dijo:

Hay algo, hermano, que te hace venir en pos de mí, y es que empiezas a ver.

En verdad te digo que cuando más me comprendas, más me verás.

*

Y el día que me veas en ti, en verdad que ese día verás con los ojos del espíritu,

y ese día habrás matado los ojos de la carne que son tu egoísmo.

 Y deben saber que es El Espíritu de la Verdad quien habla por mi boca.

Yo sólo soy un humilde aprendiz de aquello que digo y el primero que me ofrezco para hacerlo y llevarlo al plano humano,

porque ¿cómo podría hablar una caña a un mango sobre los frutos?

*

Y cuando vean cómo cantan y bailan los músicos, y con que arte mueven las notas, tal vez se preguntarán:

¿Cómo es posible adquirir tanta maestría en una vida?

Mas yo les digo que son muchas las vidas que pasaron para aprender dentro de sí los acordes y las armonías de la Naturaleza,

y muchas pasarán para purificarse y emular las del Silencio de Dios.

Velen, pues para que puedan ver la Verdad de las cosas y no sus apariencias y sus sombras.

.

*

*

 Del Libro: Así Hablaba Quetzacoatl. 

 Copyright©2011.Webset– Angelina_ And–Flor Miriam_designs All

.

.

.

2 comentarios to “La Visión”

  1. Lino Althaner Says:

    Masira,
    Advierto en este sitio -en esta entrada, desde luego- una espiritualidad hermana de la que trata de expresarse en Todo el oro del mundo. Apertura al asombro y a la espera de la maravilloso que está ahí, al alcance de la mano, pero despreciado por el mundo. Seguiré leyendo otros artículos. Felicidades por tan hermoso lugar.
    Lino

    Me gusta

    • Masira Says:

      Brindo por una comunicación fructífera, en la que “lo maravilloso que está ahí”, se haga más patente a nuestra visión. También brindo por la Verdadera Visión, para que pronto se revele ante nuestros “ojos” .

      Gracias por tus amables palabras y felicitacions también a ti . Me gustó mucho lo que compartes

      Me gusta


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: