La Confianza

 

.

¿Quién confia y, en quién confíar?

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

..

.

Ha llegado un momento en que sólo hay que confiar en lo que Somos , y en ese “Somos”  está incluida todo aquella realidad que  no sólo percibimos , sino que sentimos cómo  Alegría y  Paz. Los sentimientos de Amor, Paz o Alegría (que siempre reaccionan ante la Unión y no ante  la separación ) , así cómo nuestras más íntimas intuiciones, nos dan la clave de nuestra  real naturaleza; lo demás (aquellas percepciones  que sentimos cómo miedo, rencor, desprecio, juicio de valor, error , etc…)  , no tienen realidad , y por lo tanto no es necesario ni idóneo  poner nuestro foco de atención en ello más allá del momento en que las aceptamos por lo que son: ilusión y miedo que surgen en respuesta a la ignorancia que tenemos sobre nosotros mismos.  No,eso que está fuera  no es “lo que Somos”.

  La clave está en nuestra resonancia de Alegría o Paz con respecto a “lo que sea que surge ante nosotros”  y en el aumento o disminución de  nuestro caudal energético al enfrentarlo en nuestra consciencia. La  alegría siempre  surge en respuesta a nuestro reconocimiento interno con lo que Es lo mismo en nosotros ,es decir, resonamos ante lo que está dentro de nosotros aunque lo percibamos  “fuera” , y esto nos hace sentir Alegría, Paz y  Amor; esa es la Realidasd en la que podemos confiar .  Confiar en nuestro sentir es la clave más legal y valiente para discernir  y conocernos. ¿Hay que desechar la sombra? No es desecharla , es saber que no existe y que sólo responde al olvido de lo que todos Somos.

En el momento en que reconoces en tu hermano (al cual percibes separado) su esencia y también  la tuya,  dejando de  percibir su programa egoíco y virtual, dejarás de juzgar su sombra y la tuya, porque ni siquiera existen ; sólo las construyo el miedo y la falta de luz o claridad con respecto a lo que Somos.

En éste mundo virtual plagado de informaciones y acciones  disociativas, en el cual   recorremos mentalmente  todas las opciones plausibles , intentando averiguar cuales son   las más acertadas  para ser felices; demasiadas veces ponemos nuestra confianza, en lo que consideramos “serio” y con “poder legislativo”, ya sea en  sanidad , enseñanza, religión y demás conjuntos disjuntos. ¿Pero qué sentimos ?  ¿No sería más legal poner nuestra atención y confianza en aquello que sentimos? ¿No es la Alegría y la Paz lo  que nos beneficia y engrandece? ¿Por qué entonces no dejamos que resuenen en nuestro interior, esas certezas que traen consigo los sentimientos de alegría y Paz?  

La Vida que actúa en nosotros tiene las respuestas , dejemos pues que resuene y nos lleve de vuelta a Casa-

 Confiar, y no olvidar que confiar no es dar nuestro poder a instituciones que están “fuera” de nosotros mismos. Si no resuenan  en nosotros , a la papelera.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

Wakan Tanka, Gran Misterio, enséñame a confiar en mi corazón, en mi mente, en mi intuición, en mi sabiduría interna, en los sentidos de mi cuerpo, en las bendiciones de mi espíritu. Enséñame a confiar en éstas cosas, para que pueda entrar en mi Espacio Sagrado y amar más allá de mi miedo, y así Caminar en Equilibrio, en la Belleza, con el paso de cada glorioso Sol.

.

.

.

.

.

“El sentido de libertad que alcanzamos cuando “rompemos los muros” del “adoctrinación mental”, trae tanta alegría  y se siente una  tan bien ,que mi único deseo es que hayan mil maneras de ayudar a las personas para que ellas puedan dar algunos pasos, tal vez de modo más ligero, veloz, y con menos dolor, porque tanta más alegría experimentamos aquí, más crecimiento  para todos.”

Kayala

.

.

.

.

.

“Vuestro Corazón conoce en su silencio el secreto. Y vuestros oídos anhelan escuchar lo que sabe vuestro Corazon.

Deseáis escuchar en palabras lo que ya conocéis . Queréis tocar con los dedos el cuerpo  desnudo de vuestros sueños. Y es bueno que así lo queráis. La fuente secreta de vuestra alma precisa brotar y correr murmurando hacia el mar. El tesoro de vuestra profundidad ilimitada necesita revelarse ante vuestros ojos.

No digáis: “Encontré la Verdad”. Más bien decid: “descubrí una verdad”.

No digáis : “Encontré el camino de mi alma”. Más bien decid: “Encontré a mi alma recorriendo su propio camino”. Porque el alma recorre todos los caminos y no conserva una línea recta, ni crece cómo una caña.

El alma se despliega a sí misma, tal cómo la flor de loto abre sus innumerables pétalos.”

No necesitáis balanzas para pesar vuestros tesoros ocultos, ni una vara para medir la profundidad de vuestro conocimiento, porque el YO es un mar sin límites y sin medidas”.

KAHLIL GIBRAN

.

.

.

.

.

.

 
Publicado en Pensamiento. 2 Comments »

2 comentarios to “La Confianza”

  1. MIGUEL DE LA TORRE PADILLA Says:

    Me alegro muchísimo de haber entrado en tu blog. Es un placer leerte ya que nos acerca un poco más a una gran realidad y ese devenir cotidiano Muchas gracias.
    Desde Jaén un abrazo y feliz semana

    Me gusta

    • Masira Says:

      El reconocernos en el camino nos hace más fuertes 😉

      Abrazo también para ti

      Me gusta


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: