La Unión en Cristo

*

*

Cristo es Omega,

el Universo está físicamente impregnado, hasta en su médula material, de la influencia de su sobrehumana naturaleza.

La presencia del Verbo encarnado lo penetra todo como un Elemento universal.

En el común corazón de todas las cosas brilla, como un Centro infinitamente íntimo.

 

 

Aquí reside

Y aquí también      

                                         

*

*

El Mundo sigue creándose, y en él es Cristo  quién se ultima.

Al escuchar y comprender esta palabra, he abierto los ojos y he advertido, como en un éxtasis, que me hallaba sumergido en Dios por toda la Naturaleza .

Todo el tejido inextricable de las relaciones materiales, todo el plexus de las corrientes fundamentales, estaba ante mi, animado y transfigurado:

porque sus encantos, sus incitaciones innumerables aparecían ante mi vida iluminadas, santificadas ,divinizadas.

“Dios está en todas partes, Dios está en todas partes”

Cada elemento que me constituye, desborda de Dios.

Al abandonarme a los abrazos del Universo visible y palpable, puedo comulgar en el Invisible purificante, e incorporarme al Espíritu Inmaculado.

Dios vibra en el Eter; y a través del él se insinúa hasta la médula de mi sustancia material. Todos los cuerpos se unen por Él,

se influencian y se sotienen en la unidad de la Esfera total,

cuya superficie no puede ser imaginada por nosotros…

*

 

Santa Vida, Santa Materia, por cuyo medio comulgo,

al mismo tiempo que con la Gracia, con la génesis de Cristo,

puesto que, al perderme dócilmente en vuestros amplios pliegues,

nado en la Acción Creadora de Dios,

cuya Mano no ha cesado nunca , desde el comienzo, de modelar la arcilla humana  destinada a formar el Cuerpo de Su Hijo;

yo me entrego a vuestra dominación; me pongo en vuestras manos, os acepto y  os amo.

Soy dichoso de que Otro me ate y me haga ir adonde yo no querría.

Bendigo las circunstancias, los favores ,las fatalidades de mi carrera.

Bendigo mi carácter, mis virtudes, mis defectos…mis taras.

me amo tal como me he recibido y tal como mi destino me forma.

Mejor aún, intento adivinar y sorprender los soplos más tenues que me solicitan, para extender hacia ellos ampliamente mis velas.

*

 Pierre Teilhard de Chardin

2 comentarios to “La Unión en Cristo”

  1. Nadine Says:

    algo me dice que esto es de tu amigo Teilhard 🙂
    Vaya escritura que se gastaba ! Un figura …sus pensamientos aún hoy nos aportan consciencia.
    Un beso

    Le gusta a 1 persona

  2. Masira Says:

    Cierto,le animaba una sensibilidad exquisita, tal vez surgida del Amor que profesaba a la Vida; igualmente la amplitud de consciencia que le aportó su búsqueda particular, queda reflejada en su obra, para el disfrute de generacines futuras. Para mi es un Maestro, pues sólo una frase suya hizo surgir en mi un gran revuelo interno, al mismo tiempo que una gran Confianza en la Providencia Divina.
    Un beso

    Me gusta


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: