Nueva poesía de Luis Enrique

                                                                         

 

 

 

                                                                                                       

                                                                                                                                                                    

1 El miedo se reviste de justificaciones para ocultarse de tu mirada.

  2.Has de estar alerta. Nada que no sea Dicha y Paz de espíritu tiene valor.

  3Atraviesa con intransigente determinación todos tus juicios y permite que la santidad emerja diáfana en tu corazón.

 

 4.La Verdad alborea en la mente que cierra sus ojos al mundo y los abre al espíritu, al retirar de su percepción lo transitorio para poder contemplar sólo lo Eterno.

 

5.La Verdad nunca está oculta a un corazón puro, a un alma humilde y a un mente rendida al ahora.

 

6.La culpabilidad es el precio a pagar por querer que lo imposible sea posible, por desear que las ilusiones sean realidad, y que lo limitado impere sobre lo infinito.

 

 7.El Hijo de Dios no puede ser débil por mucho que lo pretenda.

 

8.Nada que los sentidos perciben desde su propia transitoriedad es digno de atención.

 

 

9Pretender que lo que carece de significado lo tenga es absurdo… Desde lo impermanente no es posible alcanzar lo que es imperecedero.

 

10.No hay idea que sostengas acerca de ti y del mundo que no sea vana, limitada e insignificante, por más grande que te pueda parecer.

 

 

11.Únicamente lo ‘Innombrable’… ‘Aquello’ que abarca a todos los nombres y a su vez los trasciende, merece tu atención y tu devoción. El resto es mera nadería, insustancial definición y limitante segmentación de la Vida.

 

 

12.La Consciencia proyectada fuera de Sí, es como una cáscara vacía, como una burbuja que se pensara el universo entero… Un delirante sueño de sufrimiento y muerte.

 

 

 13 Sólo la Consciencia consciente de Sí es verdadera ‘Existencia Eterna’. 

 

 14 Se por tanto consciente de ti mismo y perdona el mundo que ves. Reconoce su ilusoria manifestación. ¡¡¡Despierta!!! Abre tu ‘Ojo Único’ y Brilla en la Luz que no conoce la tiniebla.

 

Luis Enrique

 

 

Que la Luz Brille en vuestros Corazones y en vuestras mentes, y que desde ahí  “desvanezca todo conflicto y toda duda, para que alumbre el camino que nos lleva de regreso a Dios“. UCDM Lecc. 133.

 

  

  

  

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: